Según los resultados de un estudio elaborado por expertos del Centro de Hipertensión Arterial y Prevención Cardiovascular de la Universidad de L’Aquila, Italia, el chocolate negro posee propiedades antihipertensivas, aunque los expertos advierten que debe realizarse un consumo moderado para no aumentar el peso corporal.

El estudio, realizado en 20 personas hipertensas, ha demostrado que el consumo de 100 gramos de chocolate negro durante 15 días en personas hipertensas consigue reducir la tensión arterial sistólica (la más alta) a 12 mm/Hg y la presión diastólica (la baja) disminuí­a a unos 8,5 mm/Hg. El consumo de cacao, presente en el chocolate negro, también reduce, según los expertos, los niveles del colesterol LDL y de resistencia a la insulina.

Los responsables del estudio, cuyas conclusiones se han presentado en la revista Hypertensión, advierten sin embargo que debe seguirse una dieta equilibrada para evitar casos de obesidad, informa El Mundo.

Fuente de la noticia:
www.consumaseguridad.com