El Parlamento ha pedido al Gobierno regional que, en los Presupuestos de 2010 y en plena caída de ingresos en las arcas autonómicas, se incluyan “ayudas fiscales a las empresas de producción de gofio tradicional, de tal manera que se pueda garantizar la producción por sus valores etnográficos”.

La iniciativa que defendió la nacionalista Nuria Herrera no se queda ahí. La propuesta aprobada mandata al Gobierno canario a que “elabore y desarrolle de forma cíclica una intensa campaña que potencie el consumo del gofio” y se den a conocer los “efectos beneficiosos para la salud de su consumo”.

Y es que, como dijo la diputada nacionalista, de esta forma se puede evitar que las Islas sigan a la cabeza de la obesidad infantil debido a que el gofio ha sido “desplazado en los hogares canarios por la llamada comida rápida”. Aunque no sólo en las casas particulares, pues el Parlamento quiere potenciar su consumo “en los comedores escolares y en los centros de mayores y sanitarios”.

Pero aún hay más. El Parlamento cree que este alimento puede desarrollar la I+D+i en las Islas y ser fuente de ingresos turísticos. En el primer caso, porque se debe aplicar “la incentivación de las mejoras tecnológicas” en la elaboración de diversos productos dirigidos a niños y jóvenes con el gofio como principal componente y, en el segundo, creando “diferentes guías de rutas que incluyan las visitas a los molinos de gofio, como un atractivo más.

Fuente de la noticia:
www.laprovincia.es